Callos de ternera con garbanzos

de Mi Marmita

{{getOldPrice()}}{{getPrice()}}

  • CONSERVACIÓN
  • En una despensa
    En un armario
    En el cajon de la oficina

    Nuestros productos no necesitan frío para conservarse, usamos tuppers de cristal (tarrinas), permitiendo así una mayor duración de la comida, sin necesidad de añadir conservantes ni aditivos (Cocina no industrial)
Mi Marmita
Pedido mínimo: 35 € Envío en: 48 - 72h

Más información

300gr.
Ingredientes:Garbanzo 30%, callos de ternera 30%, chorizo 7,3%, AOVE 4,7%, ajo, pimentón, cayena, sal.

CALLOS DE TERNERA CON GARBANZOS

Hoy cocinamos callos de ternera con garbanzos que han estado presente en el menú semanal casero  de muchas generaciones y aún siguen gustando tanto como antes. Un plato ideal para el invierno, pues tiene un gran poder calorífico.

Hablemos un poco de los ingredientes de este sabroso plato callos de ternera con garbanzos. El garbanzo  es una legumbre mundialmente conocida. Conozcamos sus propiedades. En su composición destacan los hidratos de carbono de  absorción lenta, lo que crea un efecto sáciente, por lo cual son muy indicados para las dietas, ya que harán que no tengas hambre entre comidas. Tienen un alto valor biológico y un alto contenido en fibra.

Contribuyen a mantener a raya el colesterol y la glucosa. Elegir un plato de callos con garbanzos como plato principal del menú diario sería una opción muy acertada. Y si a todo esto le añadimos la elaboración con aceite de oliva virgen será todo un manjar. En un menú de táper casero a domicilio no debe faltar nunca este tradicional y  tan de la cocina española. Una vez expuestos todos los beneficios de los garbanzos, pasaremos a contar los no menos beneficiosos de su acompañante, los callos de ternera.

Hay que destacar su contenido en minerales como el hierro, el magnesio, el cinc, el fósforo, el potasio y  especialmente el selenio.

Los callos de ternera son un alimento que contiene  14,81 gramos de proteínas completas, muy buenas para reponer la masa muscular.no tienen apenas    carbohidratos. Dicho todo esto, podríamos añadirlos a nuestra dieta una vez cada 15 días, sabiendo que tomamos un plato equilibrado, pues ambos ingredientes se complementan. Sin ningún problema podemos tomarlos  en nuestro menú casero en la oficina. No olvides que todos nuestros platos van envasados en tarros de cristal respetuosos con el medio ambiente. Y disfruta donde quieras de un buen plato de callos de ternera con garbanzos

síguenos en Instagram

Callos de ternera con garbanzos

Otros productos de Mi Marmita

{{product.Name}}

{{product.Name}}

{{product.OldPrice | number:2}} € {{product.Price | number:2}} € {{product.NetPrice | number:2}} € / {{product.NetUnit}} {{product.Price | number:2}} €
({{product.NetPrice | number:2}} € / {{product.NetUnit}})
Ver
Opciones